Hizo galletitas con las cenizas de su abuelo y las repartió en el colegio

Una alumna llevó unas galletitas y les avisó a sus compañeros que tenían un “ingrediente especial”.

Hizo galletitas con las cenizas de su abuelo y las repartió en el colegio

Jueves, 18 de Octubre de 2018

Internacionales

Una estudiante de secundaria mezcló las cenizas de la cremación de su abuelo con galletas caseras que compartió con varios de sus compañeros, informó el miércoles la policía del norte de California.

La chica y un amigo hornearon las galletas y las compartieron con al menos nueve compañeros de clases en una secundaria pública cerca de Sacramento el 4 de octubre, dijo el teniente Paul Doroshov de la policía de Davis. Indicó que los estudiantes de la Academia Da Vinci les dijeron a algunos de sus compañeros que las galletas tenían cenizas humanas.

Señaló que los investigadores entrevistaron a nueve estudiantes que probaron las galletas, y que existen otros detalles, que se negó a difundir, que hacen que las acusaciones sean creíbles. Doroshov dijo que es poco probable que los estudiantes sean acusados de haber cometido un delito, incluso si en las leyes hay alguno que se aplique a lo sucedido.

Uno de los compañeros le dijo a la televisora KCRA que inadvertidamente le dio un mordisco a una de las galletas que cree tenían cenizas humanas.

“Ella había mencionado anteriormente las cenizas de su abuelo”, indicó Andy Knox.

Knox dijo que la joven, quien no fue identificada por las autoridades, le había ofrecido previamente parte de las cenizas si cambiaba su lugar en el aula con otra alumna de la clase.

“No le creí hasta que sacó la urna”, dijo Knox. “Me dijo que la galleta tenía un ingrediente especial”.

Indicó que se preocupó después de probar la galleta. “Pensé que les había puesto drogas o algo así”, relató.

Knox dijo que la joven se rio y le dijo que la galleta contenía las cenizas de su abuelo.

“Yo quedé realmente aterrorizado”, afirmó. Sólo les dio una mordida.

“Si cuando eras niño comiste arena en alguna ocasión, podías sentir algo crujiente entre los dientes”, dijo Knox. “Se sentía algo así”.