El Intendente de Concordia, Enrique Cresto, dijo que la pobreza superará el 50% en su ciudad

El Intendente de Concordia, Enrique Cresto fue muy duro con el Gobierno de Cambiemos: “el problema es la gente que tiene un trabajo y ese salario hoy no le alcanza”

El Intendente de Concordia, Enrique Cresto, dijo que la pobreza superará el 50% en su ciudad

Sábado, 08 de Septiembre de 2018

Provinciales

El intendente Enrique Cresto llevó a cabo una conferencia de prensa esta mañana en el Salón de Actos de la municipalidad de Concordia. Durante la misma, el intendente se expresó en duros términos hacia el gobierno nacional debido al recorte de fondos para obras públicas, como el Fondo Solidario de la Soja, y a la transferencia de programas a la Provincia como el subsidio al transporte público y la tarifa social eléctrica. Cresto señaló que estaba abriendo el paraguas para dejar sobreaviso que no veía de ninguna manera “ninguna ciudad viable con estas medidas sino hay un cambio de rumbo en forma urgente de estas medidas que afectan directamente a las familias”, según pudo registrar DIARIOJUNIO.

Luego de recordar cómo nació en 2009 el Fondo Federal Solidario de la Soja, dejó en claro que los municipios reciben el 9 % del total de esos fondos. En aquel momento, la queja era que los recursos se gastaban en todas las provincias cuando solo cinco eran las que producen soja, entre ellas Entre Ríos. Cresto dijo que la producción sojera afecta la tierra, un recurso no renovable, y por ello correspondería el pago de regalías. Pero a partir de una resolución, en forma unilateral e intempestiva Concordia dejó de recibir $ 3 millones mensuales por ese concepto. “En el año 2019, con esta devaluación, hubiesen sido $ 70 u $ 80 millones. Qué casualidad que se hace ese decreto y a la semana viene la devaluación”, dijo sembrado un manto de sospecha.

No obstante, señaló que fueron a la Nación y le plantearon al secretario de Energía que hay 56.000 usuarios de la energía eléctrica en una ciudad con el 40 % de su población bajo la línea de pobreza. Pero solamente 12.000 conexiones cuentan con el régimen de tarifa social cuando mínimamente deberían ser 20.000. “Fuimos a pedir la ampliación de los 12.000 a los 20.000. ¿Qué nos contestaron? Que no hay más tarifa social ni para los 12.000. O sea que a partir del 1ª de enero, esas 12.000 familias que pagan $ 700 u $ 800 de luz van a pagar como tarifa residencial $ 3.000 o $ 4.000 en el mejor de los casos”, señaló.

Al mismo tiempo, reclamaron por el sistema Sube dado que hicieron muchos viajes para implementar el servicio en la ciudad. “¿Qué nos contestan? Que se termina el subsidio al transporte a partir del 1ª de enero. Es decir que al usuario que hoy le cuesta $ 16, $ 15 o $ 14 un boleto de colectivos se va a ir a $ 40. Es más dudo, que las líneas puedan mantener os colectivos sin el subsidio al transporte”, advirtió.

“Nosotros no fuimos a recorrer los medios nacionales. Fuimos a gestionar y nos reunimos con el gobernador y le planteamos al ministro Frigerio, le llevamos un proyecto de ley y le dijimos que la variable de ajuste no pueden ser los municipios. Acá donde decimos que es un país federal, los funcionarios nacionales tendrían que recorrer las ciudades de la Argentina acompañando a los intendentes. No tienen los intendentes que ir todas las semanas a instalarse en Buenos Aires y cada vez más”, dijo Cresto.

La desaparición del Fondo de la Soja obliga a los intendentes a viajar a la Casa Rosada ebn vez de “estar al pie del cañón en su ciudad” a “rendir pleitesía y a pedir por favor que nos den un subsidio”. “Cada vez somos más unitarios”, opinó.

En otro párrafo, sostuvo que no dejarán que nadie use el nombre de Concordia. “En algunos trigramas nacionales dicen que ‘hay que monitorear Concordia, Rosario, Mar del Plata, un estallido social, y terminan haciendo apología”, dijo. por ello, adelantó la posibilidad de formar un Consejo de Emergencia Social para pedir ayuda a las instituciones de la ciudad para trabajar fuertemente en estos meses desde acá a diciembre.

“A nosotros nos preocupa el otro sector, la clase media baja que hoy es pobre. Tienen trabajo pero cuando te empiezan a mandar mensajes gente que tiene trabajo pero quieren ayuda social es preocupante. El gobierno está con la tranquilidad de que con la Asignación Universal y la gente que está dentro de la Anses pueden tener contenidos a los sectores más vulnerables. Pero el problema es la gente que tiene un trabajo y ese salario hoy no le alcanza”, dijo el intendente.

Más adelante, explicó que las familias con problemas vienen a la municipalidad. “No van a los ministerios provinciales ni mucho menos al gobierno nacional”, dijo. “Se nos escapa de las manos la crisis que están viviendo las familias. La pobreza que el año pasado estaba en un 35 %, éramos la tercera o cuarta ciudad del país, prácticamente empatados con Córdoba, hoy está superando el 50 %”, dijo. Además, sostuvo que la última medición del Indec revela que Concordia padece un 8 % de desocupación, aunque estimó que ahora debe superar el 10 %, y una pobreza del 35 %. “Hoy tenemos un 42 % de familias que trabajan y que son pobres”, dijo.

Asimismo, recordó que la primera perdida que afrontaron fue la de los fondos de la Cafesg (Comisión Administradora de los Fondos de Salto Grande) que administra los excedentes que deja la producción de energía de la represa. En algún momento, tuvo el mismo presupuesto que el municipio, hoy sería el equivalente $ 2.000 millones. Pero en la actualidad prácticamente no alcanza ni para pagar los sueldos de los empleados de la repartición. En consecuencia, la ciudad perdió entre $ 600 y $ 700 millones en obras públicas que era lo que destinaba la Cafesg.

“Después se terminaron los medicamentos. Se terminó el Plan Remediar y comenzamos por primera vez en la historia a comprar medicamentos”, dijo. También padecieron la pérdida de un convenio, mediante el cual la Provincia abastecía a los 14 centros de salud municipales. Hoy esa situación es afrontada con fondos propios.

Por otra parte, sostuvo que debieron ampliar la base tributaria. “Aumentamos la recaudación municipal fuertemente”, dijo.

Además, recordó que le entregó en la mano al Presidente un programa de Tarifa Eléctrica Diferencial para Concordia. “Para mostrarle que en la ciudad prácticamente las paletas de las turbinas, lo cuento así para que entiendan los porteños, nos pegan en la nuca. Y tenemos la energía más cara del país”, dijo.

De la misma manera, recordó que hace dos años, su padre, el ex intendente Juan Carlos Cresto vaticinó que vendrían tiempos difíciles y comenzó a prever la posibilidad de que se produjera una crisis. “Empecé a trabajar con los equipos económicos, con los concejales, para tener un fondo de reserva, un fondo anti-cíclico”, dijo.

Fuente: Diario Junio