El gobierno de Cambiemos le perdonó a Perez Companc una deuda de 70 millones de Dólares

El Boletín Oficial publicó el lunes un decreto a través del cual el Ministerio de Agroindustria revocó una resolución por la cual Molinos Río de la Plata, propiedad de la familia Pérez Companc le debía a la AFIP unos 70 millones de dólares.

El gobierno de Cambiemos le perdonó a Perez Companc una deuda de 70 millones de Dólares

Jueves, 30 de Agosto de 2018

Económicas

El Boletín Oficial publicó el lunes un decreto a través del cual el Ministerio de Agroindustria revocó una resolución del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por la cual Molinos Río de la Plata, procesadora de alimentos y exportadora de granos propiedad de la familia Pérez Companc le debía a la AFIP unos 70 millones de dólares en concepto de gravámenes por ventas al exterior.

La Administración Nacional de Aduanas le inició el reclamo a Molinos por una diferencia de tributos que resultaría de aplicar un aumento de alícuotas dispuesto por el Estado a fines de 2007. En enero de 2008, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner dispuso que el aumento la alícuota para las exportaciones de productos agrícolas establecido en noviembre de 2007 sería retroactivo para las ventas registradas pero que aún se encontraran pendientes de embarque. Para no tener que pagar, los exportadores debían acreditar la tenencia de los bienes a ser exportados, trámite que Molinos no pudo acreditar

Ahora, por un decreto publicado este lunes, Macri le ordenó al Ministerio de Agroindustria que resuelva la situación de la empresa. “Resuélvase el recurso de reconsideración interpuesto por la empresa Molinos Río de la Plata contra la resolución ex ONCCA 1898, del 21 de julio de 2008”, señala el texto del decreto. “El recurso jerárquico bajo examen ha sido interpuesto en legal tiempo y forma, por lo que resulta formalmente admisible”, apunta el decreto que firmó Macri, a favor de la pretensión de Molinos. Tomó en cuenta, para ello, la opinión de la Procuración del Tesoro, que consideró que no correspondía rechazar lo presentado por la empresa. Es decir, que cuestionó la resolución tomada por el ministro Casamiquela en el año 2015.

Al ordenar dar por anulado esa última resolución, Macri volvió a poner en carrera el reclamo de reconsideración de Molinos contra la demanda fiscal equivalente a unos 70 millones de dólares, dejando abierta la posibilidad de revertirla. Voceros de la empresa consideraron que la respuesta “va en línea con la defensa que planteamos desde el inicio”, según una declaración que recoge el medio especializado en negocios Apertura. Aunque no tendrá un efecto inmediato sobre la resolución del conflicto, los representantes de Pérez Companc explicaron que, de este modo, los expedientes seguirán su curso habilitando el planteo de la compañía. Aunque no dan el hecho por ganado, celebraron el guiño favorable que le hizo el actual Presidente de la Nación.

El Presidente hace hincapié únicamente en el caso de la empresa Molinos, a cuyos directivos acompañó hace pocos meses en la inauguración de una nueva planta de Luchetti en Tortuguitas. Allí Macri agradeció a los Pérez Companc por haber “apostado siempre a la Argentina”.