Carrió defendió las irregularidades de Vidal y aseguró que cuando atacan a Macri “atacan a la República”

En el cierre de un cónclave de la CC-ARI al que asistieron María Eugenia Vidal, Marcos Peña, Rodríguez Larreta y Mario Negri, la diputada dijo poner las manos en el fuego por la gobernadora bonaerense.

Carrió defendió las irregularidades de Vidal y aseguró que cuando atacan a Macri “atacan a la República”

Lunes, 06 de Agosto de 2018

Políticas

En el marco del plenario federal de la Coalición Cívica-ARI, la diputada nacional Elisa Carrió realizó una enfática defensa del Gobierno nacional y el bonaerense, en cuyo marco denunció nuevamente un intento de golpe contra Mauricio Macri y aseguró que pone “las manos en el fuego” por María Eugenia Vidal.
 
“Si algo aprendió nuestro partido es que en los momentos difíciles hay que estar; en los momentos fáciles están todos, pero en los momentos difíciles es cuando se construyen, se consolidan y se da futuro y permanencia a la fuerza”, sostuvo Lilita, que enfatizó: “Quien está en los momentos difíciles es, quien no está es un oportunista. Así de simple. Lo aprendimos nosotros después del 1,8” por ciento de los votos en 2011.
 
Para Carrió, “la batalla por la República se está ganando; la batalla por la Argentina no corporativa se está ganando”, y a continuación pidió “un aplauso para la Virgen del Rosario de San Nicolás”, a quien atribuyó nuevamente haber impulsado a Oscar Centeno a escribir sus ya legendarios cuadernos de la corrupción.
 
Luego volvió a vincular la última crisis con un intento de golpe de Estado. Sostuvo que “lo que no te mata te fortalece” y aseguró que “el primer intento fue que yo rompa Cambiemos”. Tal cual había señalado hace algunas semanas en el programa de Jorge Lanata contó haber visto que “mucha gente del PJ quería que yo rompa y quería que esté del otro lado”, momento en el cual “me di cuenta que esto era un intento de golpe previo a una crisis. También sabía que el momento era propicio para una crisis cambiaria”.
 
Tras advertir que eso es algo que se va a repetir, pero que “lo pasamos”, volvió a cuestionar al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, del que dijo que “ya se sentía empoderado como presidente”.
 
Carrió sostuvo en ese marco que “los golpes civiles en la Argentina son crisis cambiarias”, y recordó que en esos días estuvo con Mauricio Macri, “porque en esos momentos el sostén afectivo, lo humano es lo más importante. El estar juntos en la adversidad nos da templanza”.
 
“Objetivamente nosotros pasamos un golpe -afirmó-. Uno en diciembre y otro en marzo, o agosto, porque son los dos últimos intentos para debilitar el poder del presidente”. Y advirtió que “en un esquema como este, nadie tiene que entender que cuando se toca a Mauricio Macri es gratis”.
 
Agregó que “lo que están haciendo cuando tocan a Mauricio Macri, y lo tenemos que entender todos, es que están tocando la República. No es que cuando tocan a María Eugenia están tocando a una amiga nuestra; cuando tocan a María Eugenia están queriendo atrasar un proceso de cambio revolucionario e inevitable en la provincia de Buenos Aires. La provincia más mafiosa que hemos tenido en la Nación”.
 
En otro párrafo de su discurso, admitió que “hay que reconocer que las cosas que estuvieron mal se están solucionando”, y agregó que “si alguien fue obcecado, no está”, en lo que pareció una alusión al exministro de Energía, Juan José Aranguren. Agregó que “algunas cosas que están mal, se tienen que corregir y esta es una oportunidad histórica para corregirla; es la última reforma que nos falta, como dijo María Eugenia, y es una reforma enorme en materia de financiamiento de la política. Así que yo no lo tomo como algo malo, sino como una toma de conciencia colectiva de que es necesario pasar a un grado más alto de la política republicana, y confío absolutamente honestidad de la señora gobernadora de la provincia de Buenos Aires”.
 
“Yo pongo las manos en el fuego por ella -graficó-. Contá con todo nuestro apoyo y también con la necesidad de todos de cambiar este sistema que al final corrompe a las personas sin necesidad, corrompe a la política sin necesidad y beneficia solo a los intereses corporativos”.Por otra parte sostuvo que “lo otro que me parece que está sucediendo es que nosotros decidimos hacer la República y lo estamos haciendo en minoría; esto es lo mejor: poder llegar al final del mandato en minoría en la Argentina es otro milagro que Cambiemos va a hacer. Porque es fácil gobernar con todos los poderes a favor; lo difícil, lo inteligente, es ser inteligente para gobernar con el otro poder en contra. Esto le va a dar un fortalecimiento a la República que no lo tuvimos desde la época de Marcelo T. de Alvear, el último presidente no PJ que terminó su mandato”.

Del cierre del encuentro participaron dirigentes de Cambiemos que no forman parte de la CC-ARI, como la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el presidente del interbloque de diputados de Cambiemos, el radical Mario Negri.

Fuente: parlamentario