Conmoción y denuncia por la explosión en una escuela de Moreno

AGMER expresó su solidaridad con las familias y la comunidad educativa con un fuerte comunicado.

Conmoción y denuncia por la explosión en una escuela de Moreno

Viernes, 03 de Agosto de 2018

Por el Pais

Desde la Comisión Directiva Central de AGMER hacemos pública nuestra profunda conmoción ante el hecho acontecido la mañana de hoy en la ciudad bonaerense de Moreno, donde la explosión de una garrafa en la Escuela Primaria N° 49 “Nicolás Avellaneda” se cobró la vida de dos compañeros trabajadores, la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. Es por esto que expresamos nuestra solidaridad con las familias y la comunidad educativa, a la vez que acompañamos la denuncia realizada por SUTEBA contra las autoridades provinciales como responsables de lo ocurrido.

Como sindicato docente señalamos que esta tragedia no puede de ninguna manera ser calificada como un accidente en tanto responde al desinterés del Estado con relación a los problemas de infraestructura y seguridad en los edificios escolares, cuestión que se traduce en la evidente ausencia de políticas destinadas ya no sólo a propiciar condiciones adecuadas para el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje, sino a algo mucho más elemental como lo es garantizar la integridad de los trabajadores y de los alumnos.

En tiempos donde desde el poder político se pretende desautorizar los legítimos reclamos del colectivo docente en materia de salario y condiciones laborales, buscando instalar mediáticamente argumentos basados en prejuicios falaces acerca de la vocación de nuestros compañeros, la realidad nos demuestra que diariamente ponen en riesgo su salud e incluso la vida para transformar el futuro de millones de ciudadanos, fundamentalmente aquellos que forman parte de las capas más postergadas de la población y de cuyos derechos el gobierno pareciera desentenderse por completo.

Exigimos al gobierno nacional y a los gobiernos de todas las provincias que tomen cartas en el asunto y pongan en marcha de forma urgente políticas de seguimiento integral y acondicionamiento edilicio de todas las escuelas, fijando como prioridad asegurar la inversión necesaria para que el acceso al derecho social a la educación no represente un peligro para las comunidades educativas. Si esto no ocurre, seguirá entonces siendo responsabilidad absoluta de la patronal cualquier consecuencia que surja del abandono de los establecimientos educativos, como es hoy responsable de estas dos muertes el Poder Ejecutivo bonaerense encabezado por la gobernadora Vidal.