Concejal Miatello de Rosario: “Lino Barañao es el ministro de Monsanto”

El presidente de la comisión de Ecología agudizó la polémica con el ministro de Ciencia por la prohibición del glifosato en Rosario.

Concejal Miatello de Rosario: “Lino Barañao es el ministro de Monsanto”

Martes, 31 de Julio de 2018

Por el Pais

"(Lino) Barañao ya fue ministro con Cristina y ahora milagrosamente sigue con (Mauricio) Macri. Es evidente que es el ministro de Monsanto y de las multinacionales, de otra forma no se explica su continuidad". El concejal justicialista Osvaldo Miatello no se guardó nada a la hora de responder los dichos del ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, quien durante su paso por la ciudad la semana pasada afirmó que cuando los concejales rosarinos prohibieron el uso del glifosato "carecían de información adecuada".

Miatello, que preside la comisión de Ecología del Concejo Municipal, agregó además que Barañao "desconoce el principio precautorio", un argumento legal que explicita que en caso de sospecha de daño provocado por alguna sustancia —en este caso el glifosato— hay que demostrar su inocuidad antes de usarlo, y no utilizarlo hasta que se demuestre su inocuidad.

"El ministro dice que no está demostrado que ese herbicida hace mal, pero se olvida del principio precautorio que establece que tiene que ser al revés: primero hay que demostrar que determinada sustancia no hace daño", remarcó.

También recordó que hace pocos años la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al glifosato (el herbicida más utilizado en el mundo y el producto estrella de la estadounidense Monsanto, multinacional recientemente adquirida por la alemana Bayer) "probablemente cancerígeno". "A nosotros no se nos ocurrió de la nada este proyecto, que por otra parte fue votado por unanimidad por los concejales y luego fue promulgado por la intendenta", subrayó.

La semana pasada, durante su participación en la cumbre científica mundial Science20 que se realizó en Rosario, Barañao afirmó que los ediles locales "evidentemente no tenían información adecuada" cuando decidieron prohibir el uso del herbicida dentro de los límites de la ciudad, ya que —consideró— "a nivel global no existe evidencia de que el glifosato usado correctamente produzca daños".

"Hay que presentar las cosas sobre la base de la evidencia, y a nivel global no existe evidencia de que el glifosato usado correctamente produzca daños", dijo en ese momento el ministro.

Esas declaraciones a Miatello le parecieron "una falta de respeto" y una demostración de que "Barañao evidentemente defiende los intereses de las empresas que producen glifosato".

El edil también se quejó de "los funcionarios porteños que tienen la costumbre de decirnos por los medios lo que tenemos que hacer. El ministro opinó livianamente sin ni siquiera hablar con nosotros", expresó.

Fuente: La Capital de Rosario