Jorge Lonardi: “contamos con una base de chicos que pueden ser protagonistas”

El ingreso de AFA se redujo al 10%, los auspiciantes a la mitad y muchos socios dejaron de pagar la cuota. La crisis económica lleva al Juve de Gualeguaychú a afrontar el próximo Federal A con un plantel que tiene muchos chicos de la cantera Decana.

Jorge Lonardi: “contamos con una base de chicos que pueden ser protagonistas”

Lunes, 30 de Julio de 2018

Deportivas

La crítica realidad económica que atraviesa el país no excluya a ninguna de las instituciones deportivas del ascenso. El club de Gualeguaychú, que disputará el Federal A no es la excepción. “Con estos números no podemos pensar en armar un equipo para pelear el ascenso”, expresó Jorge Lonardi, presidente de la institución.

Tras el mazazo que significó, en términos deportivos, la pérdida de la categoría, ahora Juventud Unida debe hacer frente a una crítica situación económica. Como el resto de los clubes del país, salvo aquellos que están en el selecto grupo de la elite nacional, el Decano no la pasa bien. El recorte se hace sentir permanentemente y esto impacta, lógicamente, en las pretensiones deportivas de cara al comienzo del Torneo Federal A.

Sobre esta realidad, habló Jorge Lonardi, presidente de la centenaria institución. “La situación es muy difícil; los ingresos disminuyeron notoriamente, los sponsors se dan de baja o recortan el aporte y el socio lo primero que deja de pagar es la cuota del club, aunque no lo podemos culpar por eso; además, la partida de la AFA es el 10% de lo que era en la B Nacional”, detalló Lonardi.

Este último punto es particularmente sensible, ya que Juventud Unida pasó de percibir $1.380.000 a cobrar $220.000 en concepto de televisación cada mes. Pero, a las cuentas del club solo llegaron, y llegarán por lo próximos tres meses, $130.000, porque se le aplicaron “descuentos por aporte de leyes sociales”, según explicaron desde la Asociación del Fútbol Argentino tras el reclamo de la institución.

Otro de los aportes que disminuyó a casi la mitad fue el que hace el gobierno provincial: de $690.000 pasó a $360.000. Mientras que los ingresos por sponsors se vieron reducidos a un 50%, ya que de los 400.000 que ingresaban cuando el club participaba de la segunda categoría del fútbol argentino, ahora entran apenas $200.000.

De la misma manera cayó la cantidad de socios activos. La crisis y el recorte en las castigadas economías familiares obligaron a cientos de socios a dejar de pagar la cuota del club. Lo que redujo ese ingreso de $90.000 mensuales a $65.000, aproximadamente.

“Con los ingresos que tenemos en la actualidad se hace difícil afrontar los gatos que demanda la competencia. Hoy no podemos pensar en armar un equipo competitivo para pelear un ascenso. Aunque nos duela, esa es la realidad. Afortunadamente, y gracias al trabajo hecho en las inferiores, contamos con una base de chicos que pueden ser protagonistas y disputar el torneo dignamente, pero siempre fuimos cuidadosos con los gastos, y con estos números no podemos traer a los refuerzos que necesitamos”, indicó Lonardi.

“Aunque a muchos les extrañe, hoy Juventud tiene las mismas falencias que cualquier club local. Hablo de falta de pelotas, indumentaria o material de trabajo. De hecho, no hemos podido resembrar la cancha. Por eso decimos que necesitamos, más que nunca, que el Estado se involucre más, que las empresas se interesen por el club, que de alguna manera se reconozca lo que se hace desde la institución, el trabajo deportivo y la contención de cientos de jóvenes que tienen en Juventud a su segunda casa”, agregó el dirigente.

Por último, el presidente decano apeló a la memoria y recordó cuando “el club estaba fundido, hace apenas 15 años atrás”. En ese tiempo, “gracias al compromiso de un grupo de hinchas y dirigentes no solo se logró sacar a la institución del pozo en que estaba, sino también se pudo crecer en infraestructura deportiva, social, educativa y cultural, a través de la comparsa”.

“Protagonizamos, además, el logro deportivo más importante en la historia de la ciudad, que seguramente será dimensionado en su importancia con el paso de los años, todo eso en solo 15 años. Esto creo que debe ser valorado por la comunidad y por quienes pueden acercarse, sumar desde lo económico y desde todo punto de vista. Las puertas están abiertas para cualquier iniciativa. En soledad el club no puede”, sintetizó Lonardi.