VIDEO: La entrevista que un Gualeguaychuense le hizo al Pity Álvarez

El líder de Viejas Locas fue entrevistado en el 2010 por Pedro Irigoyen, un Gualeguaychuense que trabaja en Clarín. Mirá la entrevista!

VIDEO: La entrevista que un Gualeguaychuense le hizo al Pity Álvarez

Viernes, 13 de Julio de 2018

Por el Pais

Pedro Irigoyen es un periodista especializado en rock con una larga trayectoria, hace mucho tiempo que trabaja en Diario Clarín y es una referencia periodística en el ambiente rockero. 

En el año 2010, durante el Cosquín Rock, le realizó una entrevista al Pity Álvarez, que tituló “Estoy cada vez mejor”, por el buen estado en que había encontrado al cantante. 

La entrevista completa

En un encuentro íntimo con Clarín, el líder de Viejas Locas habla de una nueva etapa en su vida, lejos de las drogas. Dice que no le teme a la muerte, aunque no le gustaría que suceda en un escenario. El crimen de Rubén Carballo en el show de Vélez. 
Por: Pedro Irigoyen 

Pity está más gordito, y en su caso es saludable. Eso habla del buen rumbo que lleva su recuperación. Nos recibe en la habitación del hotel de Córdoba, el mismo en el que pasó la tarde charlando en la pileta con Charly García, otro de los huéspedes. No había quedado muy conforme con la manera que salió el show de Vélez y había tenido su revancha sobre el escenario la noche del viernes, en la apertura de Cosquín Rock. 

"Cada show que va pasando vamos buscando más la perfección, como cualquiera. Eso es bueno, significa que te podés superar, que todavía no tocaste techo, que todavía podés hacerlo mejor. Si no, es que estás llegando a tu tope. Más de ahí no vas a pasar. Estamos más ajustados ahora, en Vélez, no hubo mucho ensayo, fue todo muy rápido, mucha reunión, mucho trámite. Nos desconcertó un poco en lo musical. Y hacer un estadio genera mucha presión. Yo terminé destrozado". 

En Intoxicados había lugar para la exploración de géneros y sonidos, ¿Viejas Locas es más purista? 

Sí, es rock and roll y todo lo que gira alrededor del rock and roll: funk, baladas, canciones acústicas, rock limpio y sucio, rápido y lento. Quiero que Viejas Locas sea como tipos de 50 años tocando rock. Experimentados, distinto a como toca un pendejo, como lo éramos nosotros hace un tiempo, que se olvida de los silencios y quiere tocar todo el tiempo. Nosotros usamos el silencio como nota principal. 

¿Estás buscando alejarte del rock barrial? 

No es que no me guste juntarme con otras bandas que hagan rock, es que no suma. A mí me gusta abrirle la cabeza al público que nos viene a ver. Me gustó más tocar con Kusturica, Pelotas, Skay. Que la gente vea otros grupos que hacen otra música. Y que después vean a Viejas Locas. Si no, ves a todos haciendo los tres tonos del rock and roll. Prefiero tocar con Babasónicos que con los Ratones Paranoicos. No lo estoy diciendo por discriminar a Los Ratones, ellos suenan muy bien y está buenísimo, pero es más de lo mismo. Prefiero que nuestro público vea a un grupo que no tiene nada que ver con lo que estamos haciendo y que la gente que sigue al otro grupo nos vea también a nosotros. 

¿Están componiendo? 

Sí, en la sala zapamos mucho y boludeamos bastante. Van saliendo ritmos y para mí es muy fácil ponerle una letra después. Pero ahora estamos en gira. En junio vamos a parar un poco y ahí sí meternos para hacer un par de grabaciones. Y bueno, seguir rodando. 

¿Cómo estás vos? 

Cada vez mejor, saliendo de problemas grandes que tuve con las drogas. Me di cuenta de un montón de cosas. Ojalá a los pibes que les pasa lo mismo que me pasaba se den cuenta de que es un momento, tu cabeza tiene que hacer un click. Nadie te puede ayudar, ninguna clínica, ninguna granja. En esos lugares te metés, pasa el tiempo y a veces salís con más ganas. O podés aguantar un tiempito bancándotela, pero seguís. El cambio pasa por dentro de uno. 

¿Cómo llegó ese "click" en tu caso particular? 

Los años pasaron y no me gustan las rutinas. Era siempre lo mismo. Me gusta experimentar, probar cosas. Ya probé todo lo que podía haber probado y ahora quiero seguir probando otras cosas. Guitarras, músicas, chocolates, equipos, pensamientos con otros, conocer lugares, manejar máquinas, aprender a grabar una banda, a poder producirla. Cosas. 

¿Tuviste miedo a la muerte? ¿Qué pensás que pasa ahí? 

No, tuve miedo de no morir. La muerte debe ser divina. Es pasar a otro estado de conciencia. La energía que tenemos adentro, que hace mover esta carrocería que llamamos cuerpo humano, toma otra forma. Podés ser viento. Pero esa energía siempre va a estar. De hecho, un bebé cuando nace, llora. Y yo creo que llora porque se está muriendo en un lugar y está naciendo en otro. Es la desesperación por ese cambio. Como el gusano y la mariposa. Cambiás de forma, la energía es la misma. Esa energía, como si fuesen voltios, va tomando cada vez más tensión, se lleva un conocimiento. Intuición, percepción, miedos, felicidad, cosas que no se tocan. Sentimientos. 

¿Serías todo lo que fuiste si volvieras a nacer? 

No, me pondría a estudiar química. Me encantaría laburar en la NASA, por ejemplo. Es un sueño. Me hubiera gustado estudiar y ser uno de los mejores. 

¿El cambio implica modificar hábitos, lugares, amigos? 

Los cambios traen cosas nuevas. Yo no quiero escuchar siempre AC/DC, aunque creo que lo voy a hacer porque es una rutina que no me va a cansar nunca. Pero no quiero estar siempre en el mismo lugar, tocar siempre el mismo instrumento, hacer siempre el mismo tipo de canciones, el mismo estilo. Tal vez no quiera ser un rockero toda mi vida. Quizás en algún momento me retire y quiera hacer muñequitos de cerámica o aviones de aeromodelismo. Y que ése sea mi mambo. No quiero morirme arriba de un escenario. Algunos dicen: "Yo me voy a morir tocando rock and roll en un escenario", y yo no, no me voy a morir tocando rock. 

Hace un tiempo andabas con un arma, con miedos, ¿sigue igual eso? 

Tenía algunos problemas entonces. Yo, con respeto, te digo tres veces que te portes bien y no me jodas. Ni jodas a nadie. Es algo que tengo adentro. Me meto cuando molestan a terceros. Que hagan lo que quieran con su vida, pero que no jodan a nadie. Y si con respeto no cambian su actitud y no te entienden, si querés pelear, nos peleamos; si sacás un cuchillo, yo saco otro; y si me tirás un tiro, yo te tiro dos. Y los pendejos de ahora... No sé... Es un círculo grande que pasa por la economía, la educación, la cultura, el trabajo: la sociedad en sí. Hay barrios que son muy distintos a otros y la gente se educa en conjunto. Yo veo muchos pibes que la quieren hacer fácil y van a joder a otros porque no quieren poner el pecho. Le sacan la camisa, la billetera, el reloj, tiran un día con eso y al otro van a joder a otro. Y eso no me cabe. Va contra mis ideales. No me gusta la gente que no pone el pecho. Es difícil decirlo porque hay gente que la está pasando muy mal. Pero andá y vendé latitas en un semáforo hasta formar tu heladerita. Nadie empieza con todo. Yo empecé sin guitarra y sin cuerdas, fue primero una cosa y después la otra. La vida es dura, es una prueba, un lugar por el que tenés que pasar. Venís, recibís conocimientos y esa energía se va a otro lugar. 

¿Lo que pasó con Ruben Carballo, el chico que murió luego del show de Vélez, forma parte de las falencias de este sistema? 

No voy a hablar mucho de eso porque terminamos muy bien con su familia. Lo fuimos a ver al hospital todo el tiempo. La policía está para cuidarte, para protegerte. La excesiva seguridad a veces trae caos. La gente no necesita estar tan controlada ni vigilada. Entonces se pone loca. Y los otros son iguales. Gente y policía son lo mismo cuando hay una batalla. Sólo que algunos son de caos y otros de control. Si uno pudiera separarlos y pedirles que paren, que piensen un rato, que uno sacó una entrada para un show y el otro está laburando para cuidarlo. Si se dijeran: "¿Para qué nos vamos a combatir? Si tenemos que formar algo homogeneo para que esto funcione". Pero es fácil decirlo. Se comprobó muy fácilmente que a este pibe lo golpeó mucho la policía. Me da lástima que haya venido a una fiesta y que haya terminado así, pero te podría pasar a vos cuando salgas de acá. Nadie sabe cuándo llega el momento. 

¿Qué sentimiento te provoca hoy todo lo que pasó? 

Me da bronca que haya sido así, porque si vos sos ladrón es lógico que mueras en tu ley, en un ajuste de cuentas. Pero cuando no morís en tu ley, es como que no estabas jugando este juego. Comeme el rey, pero no me tires el tablero y me digas "Terminó el juego".