¿No olvidaste a tu ex? Científicos descubrieron la estrategia para curar un corazón roto

Un estudio reciente demostró que es posible superar a un ex siguiendo un método específico que no falla.

¿No olvidaste a tu ex? Científicos descubrieron la estrategia para curar un corazón roto

Jueves, 31 de Mayo de 2018

Entretenimiento

Cuando se termina una relación amorosa arranca un período de duelo que puede ser difícil hasta para la persona más optimista del planeta. Hay que atravesar la confusión, la tristeza y la añoranza a ese pasado hermoso, pero mientras tanto hay que seguir adelante con la vida.

Por eso dos científicas realizaron un estudio que demostró cuál es la estrategia más eficiente para superar a una ex pareja, informó en el Journal of Experimental Psychology: General.

Sandra Langeslag y Michelle Sanchez eligieron a 24 personas entre 20 y 37 años que estaban en el proceso de superar relaciones que habían durado alrededor de 2 años y medio, ya sea por decisión propia o porque los dejaron, y todavía sentían amor por sus ex parejas.

Las científicas sometieron a los participantes a tres estrategias para superar el dolor: la primera fue evaluar negativamente a sus ex, que no es otra cosa que recordar sus defectos.

La segunda estrategia fue la reevaluación del amor, es decir, valorar los aspectos positivos que tuvo la relación y aceptar que aún quedan sentimientos de cariño hacia la ex pareja.

Por último, las científicas ofrecieron a los participantes la estrategia de pensar en otra cosa, como actividades, tipos de comidas u otros elementos que sirven para distraer la atención.

Luego de las charlas, los participantes miraron una foto de sus ex parejas mientras les medían con un electroencefalograma cuánta atención ponía la persona frente a la imagen de su antiguo amor.

Entonces salió a la luz que la más efectiva fue la primera estrategia, sintetizada como "hablar mal de la ex pareja", pero en los tres casos disminuyó el amor.

La primera estrategia, sin embargo, puede ser más incómoda en el corto plazo porque las personas admitieron que quedaron de mal humor tras la experiencia.

Pero Langeslag y Sanchez corroboraron que los que más tardan en curarse del mal de amores son quienes eligen la tercera estrategia, la de la distracción que no permite ningún tipo de reevaluación de la relación.